Heroe Colectivo.

Standard

Intente buscar en mi mente una razon poderosa para argumentar mi amor por la historia creada por J.K Rowling. Una razon que convenciera a un amigo no seguidor de la obra y para nada creyente de la literatura fantastica potteriana. Asi que buscando en los recovecos de mi mente llegue a un argumento poderoso y que no necesite sopesarlo o compararlo con otra idea mas; fue valido, sencillo y elocuente: me gusto tanto Harry Potter por la idea del heroe colectivo.

Harry es el elegido, como Neo en Matrix, como Frodo en El Señor de Los Anillos. Pero a medida que lees y avanzas en la lectura del primero, segundo y hasta el septimo libro te das cuenta que Harry es solo una porcion del heroe colectivo que componen todos y cada uno de los personajes secundarios de la saga. No solo es Harry, Hermione y Ron. El heroe de la historia es Dumbledore y su sabiduria de viejo mago, La familia Weasley y su colectivo de valientes y amorosos pelirojos, era parte tambien del heroe los magos poderosos y llenos de coraje que pelearon hombro a hombro con el ejercito lunatico de Voldemort. El colectivo heroe es Luna, Neville, Moody.

No necesito seguir escribiendo mas respecto a ese argumento; amo los superheroes y sus enmarañadas historias heroicas. Amo a Harry y su caracter bondadoso y eterna sencillez. Amo el heroe colectivo que Rowling creó; le dio poder a un grupo de personas tan distintas y especiales.

No quiero ser escritora.

Standard

Más allá que escriba bien u horrendamente mal, jamás quiero convertirme en una escritora.

Cuando tenía 5 años , ser escritora era la profesión con la que soñaba.  Amo los libros tanto como amo a los perros y la comida (exceptúo los postres, no soy gran fanatica de ellos).  A los 7 años solia escribir luego de mi nombre esa profesión;  Adriana Zapata : Escritora. A los 10,  mi sueño se fue desviando. En esa época queria ser una suerte de sommelier de comidas. Mi mamá me confirmó que el día en que le comenté mi apresurado cambio de dirección, se sintió fatal. Queria ser una “probadora de comidas” , una profesión que ni siquiera existe.

A los 14, tenía claro que quería viajar por el mundo, conocer gente de distintas culturas. Saborear la palabra que todo el mundo mencionaba; globalización y siendo así a los 16 años empezé a estudiar Inglés, luego un par de semestres de comercio exterior y finalmente a los 18 años, inicié la carrera de Negocios Internacionales.  El sueño infantil de Adriana Zapata: Escritora estuvo y siempre ha estado presente, en unas epocas de mi vida mas fuerte que otras, -inclusive hice “parte” de un colectivo literario- pero al final la procrastinación, las tareas pendientes y lo inmediato le ganó la partida a mi sueño.

Soy disciplinada para los estudios. Creo que estudiar y sacar buenas notas es lo que mejor hago (si alguien me ayuda diciendo que profesión requiere ser la mas nerd del curso, avisenme, estoy pasando por una etapa de reflexión interna; no se para que soy buena) y siempre me gustaron las revistas con reseñas de libros, de música, cine y artes en general. Adoré en su momento El Malpensante y lamenté que no siguiera como opción literaria cultural. Tuve muchas ediciones de Gatopardo y leí fervorosamente los escritos casuales de Caparros, Sanchez Juliao o cualquier otro intelectual latinoamericano. Pero, luego me interé por otras cosas (amor, novio y música Indie) y dejé en stand by ese fervoroso amor a las publicaciones culturales y aquí una de las razones poderosas por la que no quiero ser catalogada como escritora. Soy la única que desconoce al escultor de turno que es entrevistado con mas de 20 preguntas, de un párrafo por la editora de la revista cultural de moda? No les pasa que en el listado de libros recomendados, quienes los recomiendan se emperfuman con EGO y se cepillan los dientes APMI ( afán de parecer muy intelectual)? es normal que desconozca a la mayoría de cantantes recomendados en la escasa sección musical de esas revistas? bueno, me pasa con frecuencia.

No conozco a Tomas Tranströmer el actual premio nobel de literatura. Dias antes de la decisión, queria que lo ganara Bob Dylan o Murakami, simplemente porque al ser mas comerciales y asequibles conocía sus obras de inicio a fin (Soy fanatica de Dylan, tengo mas de 300 scrobblings en Lastfm y de los escasos libros que poseo, 5 son de Murakami). El año pasado visité a mis padres, mi papá instado por mi en su momento se hizo a una subscripción en Arcadia, la lee religiosamente y él, que me considera muy intelectual, me preguntó que si del listado de los mejores libros del 2011 cuales habia leido, ojeé de mala gana el listado y dije ninguno y estaba errada sólo habia leido los libros 1,2 y 3 de 1Q84 de Murakami.  Todo esto me lleva a que jamás seré una escritora porque sencillamente ya no me desvivo por asistir a los HayFestival , los encuentro presuntuosos y sobrevalorados, el tono de mi escritura y mis intereses literarios estan muy lejanos a los de las elites o grupos de escritores y pseudo escritores. Hace un par de días me emocioné al saber que Chris Colfer de Glee lanzaría un libro para niños, entre a Amazon y casi le doy click a la compra anticipada. La música de los escritores es bien distinta a esas bandas de barbudos chicos con guitarras acusticas suelen cantar y que me encantan, me refiero a Bon Iver , Band of horses, Edward Sharpe, Arcade Fire, etc. Yo jamas sere una escritora porque no me gustan las charlas de escritores, me disgusta su sentir que son mejores personas porque saben hilvanar palabras. Hoy me arrepiento de haber catalogado a Stephanie Meyer de mala escritora, por lo menos Stephanie es un poco como yo, escucha y adora a Muse y escribe para adolescentes, más allá que encuentre bien sosa la historia de una chica normal y silvestre cuyo unico interes en su gelido universo es ser mordida por un vampiro que brilla bajo la luz del sol. Por lo menos Stephanie no es presuntuosa y cae en esos cliches de escritores -esnobismo, Francia, buhardillas, música de Silvio y Sabina, etc- Yo jamás sere una escritora porque no me gusta la exposición, los aplausos o reconocimientos públicos. A los escritores les gusta el café y siempre suelen fumar, yo aborrezco ambas cosas. Un escritor normal tiene muchos amigos y el 90% de sus amigos son también escritores, yo no tengo amigos y no me gusta compartir mucho con la gente; Mi mejor amiga es Yoshi, mi gatita blanca.

Seguiria escribiendo al respecto y justo ahora me da mucha pereza seguir este escrito. Así que todo se resume que jamás seria escritora porque no me queda el disfraz de escritor. El talle mas cercano me queda ancho, no se ajusta a mi.

Internet me está tornando más tonta.

Standard

Siempre me he considerado inteligente. Mi madre, orgullosa, contaba maravillada que a mis tiernos 12 meses podia pronunciar correctamente Periódico. Toda mi vida me consideré interesante, culta, inquieta intelectualmente etc. El episodio de la palabra periódico no es al azar; siempre me gustaron las letras y los libros y recuerdo que a los 5 años decidí que sería escritora de profesión. Eso jamás sucedió pero abrazé con locura un inmenso y pasional amor por los libros y escritores. Siguiendo con los recuerdos; a los 17 años consideraba a Faulkner mi mentor y mas grande inspiración.

Recuerdo con nostalgia los días en que engullía sin temor toneladas de letras. Añoro los días en los que me levantaba de madrugada y leia horas hasta llegar el amanecer. Esos memorables días se encuentran en un rincón de mi memoria porque actualmente poco leo. ( si me comparo con un ciudadano de “a pie” leo muchisimo) pero no soy una ciudadana silvestre y común; yo intenté convertirme en escritora. Yo alguna vez escribí muchisimo. Yo recuerdo que me sentía interesante y que mi deporte preferido era la ávida lectura de literatura.

Actualmente, confieso que Internet me volvió mas tonta. Mis ojos oscilan velozmente en las paginas de los libros, no recuerdo muy bien lo que he leido, antaño con una enorme capacidad de análisis de lectura me aterro de cuan estupida y lenta mi mente se mueve. Este año he leido alrededor de  5 libros; Murakami y Murakami ( 1Q84 y crónica del pájaro que le da cuerda al mundo), actualmente estoy leyendo, instada por mi preocupado novio ¿Qué está haciendo Internet con nuestras mentes? SUPERFICIALES de Nicholas Carr.

Estupefacta y shockeada confieso que he leído las letras de Carr. Me siento identificada en cada tesis, en cada idea que él plasma. No hay duda; yo soy un vivo ejemplo de la superficialidad en la que nos ha sumido Internet, redes sociales,hipervinculos, YouTube, Flickr y Cuevana.  Ayer determiné comprarme una Moleskine (cumplir con ello un sueño de chica; adoro estas libretas) y empezar a anotar a manera de diario, cada libro que leo, destacando autor, fecha, notas y detalles que no quisiera olvidar del mismo.

Superficial es el sinónimo de mi mente actual. ¿Cómo puedo rescatarla? creo que la respuesta es mas que obvia (volver a ser la lectora compulsiva de mis días de infancia y adolescencia).

 

Loser Like Me

Standard

Julia Child se entregó por completo a su vocación, a aquello que realmente la completó y la convirtió en el ícono que es cuando era mayor, casada y con mas de 40 años. La gran Julia Child se convirtió en el ícono de la televisión y el arte culinario cuando la mayoría de gente considera que uno se encuentra acabado;  llegando casi al final de su vida adulta.Alguna vez leí que el grandioso escritor Roal Dahl empezó a escribir cuentos motivados por sus nietos. Siendo un hombre grande.

El punto no es que aún soy joven para encaminarme en algo que pueda me resulte mi real vocación. Empezé a idear esta entrada pensando en mis días de escuela; de lejos los peores que jamás viví. Jamás sentí que estaba pasando por una etapa linda. Tuve que enfrentarme además de mi hiperhidrosis, a un fuerte acné y al hecho que no era lo suficientemente cool o linda para ser una chica popular. De esa etapa extraño la tranquilidad en no pensar en el mañana y enfocarme en mis gustos banales (música pop y pelis para adolescentes). Esa época no fué la más placentera pero fortaleció mi personalidad. Gracias al cielo jamas sufrí de nada parecido a Bullying, jamás tuve a un “matón” detrás mio, pero creo que corrí con suerte o mi ñoñez innata sirvió como escudo.

Hoy viernes 13 quiero hacer un homenaje a mi yo adolescente, a la chica que iba a la escuela y que jamás consiguió una cita y siempre añoraba salir con alguien o pertenecer a un sitio. No me deprimo pensando en el pasado. Recalco, gracias a ello soy feliz ahora, siendo la misma ñoña que antes, la misma chica simple e inteligente.  Hoy me hago un homenaje porque no cambié y ahora soy feliz, tengo alguien a quien adoro y adora todos esos detalles que alguna vez me hicieron sentir fuera de sitio.

Siguiendo con el párrafo de inicio, creo que es momento de dejar de lado tanta procrastinación. Es hora de escribir y si esa es la actividad que me haga sentir completa continuarla. Si lo intento y no funciona, pasar rápidamente a otra. Nadie sabe que pueda ser una gran fotógrafa o que mi real vocación sea ayudar a animales necesitados. Aún hay tiempo; tengo toda una vida para ello.

Glee Cast – Loser Like Me

Pola Oloixarac y sus teorías salvajes.

Standard

Comentan que cuando Pola asistió al Hay Festival Cartagena versión 2011 la gente quería su autografo y se comentaba de su presencia cual estrella de Rock.  Pola es rock!

Sus Teorías Salvajes alientan mi espiritu creativo y me hacen sentir orgullosa de lo que puedo lograr con mi escritura. Este no es el espacio para resumir libros o hablar de escritores; es el lugar para plasmar en cortos párrafos lo que me hacen sentir las letras de los escritores que leo.

Escogí a Pola Oloixarac para esta primera entrada, porque sin conocerla me cae bien y me siento maravillada por su inteligencia. Su juventud promete toneladas de letras frescas y lecturas a futuro. Es agil y sagaz, su lectura me provoca y maravilla. Es actualmente un referente a seguir y recomiendo su libro porque es un libro que estimula y está situado en medio de todo lo que nos propone la realidad 2.0.

Pola y sus teorías ya van por la tercera edición y espero siga sumando otras más y sea traducido en muchos más idiomas.

Pola Oloixarac es una bloguera constante, también la sigo en Twitter donde escribe constantemente en portugués.

Blogueando a Full…

Standard

Ultimamente he estado escribiendo “para otros”. En el blog de cine de sitioco.com y esporádicamente para locoxelcine.com.
No me he dedicado a la tarea de volver hacia mi, pero por medio de este espacio en WordPress prometo hacerlo más seguido.
Tengo un séquito de invisibles seguidores que me instan a ello; son mis fans más fieles y les aprecio y su constante seguimiento harán que la actividad creadora fluya como humo en olla de sancocho costeño.
Seguiré escribiendo para mis invisibles gruoupies!!!